::: MENÚ :::

Un lamentable top ten de males oceánicos

  • 10 Jun 2009
  • 1
  • Cultura, General
Los océanos: vastedad de vientos, agua y sal.

Los océanos: vastedad de vientos, agua y sal.

La visión de la aparente infinitud del océano tiene una fuerza y una belleza sensorial que exceden todo intento de descripción. No por nada la primera vez que uno se asoma a esa vastedad de vientos, agua y sal queda grabada como una experiencia imborrable en la memoria y el espíritu…

Sin embargo, al parecer no nos importa mucho la suerte que corra ese tesoro único de nuestro planeta: según diversos estudios dados a conocer con motivo del Día Mundial de los Océanos, que se conmemoró el 8 de junio, estamos ahogando en basura y saqueando sin medida los mares del mundo.

En uno de los informes, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente dio a conocer algo así como el top ten de los desechos. De acuerdo con esta evaluación realizada en 12 regiones del mundo, el plástico, las colillas de cigarrillos y distintas piezas del equipo para pescar están a la cabeza de este ranking de terror.

Hasta el 80% de la basura recogida en algunas de esas áreas correspondió a bolsitas de plástico delgado (como las de los supermercados) y botellas del plástico denominado PET, dos artículos característicos de la vida urbana que infectan los mares y amenazan la vida precisamente en el mismo lugar donde se habría originado: los plásticos se van desintegrando en trozos pequeños que, con distintos compuestos tóxicos adheridos, ingresan en el organismo de animales marinos que los confunden con alimentos. (Otro estudio, realizado en fulmares, ave de la familia de los petreles, descubrió que el 95% tenía trozos de plástico en su estómago.) En otras regiones, hasta el 40% de la basura correspondió a paquetes de cigarillos.

Pero esto no es todo. Esta semana la Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA) vuelve a subrayar que por lo menos 65 especies del Mar Argentino están amenazadas (los interesados pueden consultar la Síntesis para la Conservación del Mar Patagónico y Areas de Influencia, cuya edición digital se obtiene en www.marpatagonico.org/libro ) y que en sólo 20 años el stock de adultos de merluza común, nuestro principal recurso pesquero, se redujo un 70%. “Si esta tendencia se agrava o continúa, la especie más cercana a la extinción no será la merluza, sino el pescador y las empresas que se dedican a su captura”, advierte Guillermo Cañete, de FVSA. Algo similar a lo que podría ocurrir con la humanidad en su conjunto si se descuidan los océanos.

Publicado en el diario La Nación

Un Comentario

Dejar un comentario

Recibí las últimas noticias en tu e-mail SUSCRIBIRSE