::: MENÚ :::

Naturaleza, ciudad y emprendedores

  • 24 Sep 2008
  • 0
  • Ciudad
A pocas cuadras de la ciudad

A pocas cuadras de la ciudad

Unos amigos –amantes de la vida al aire libre– me comentaron en una oportunidad, el grato recuerdo que tienen grabados en sus mentes de su estadía, cuando eran niños, en el camping municipal de la ciudad de Salta, durante unas vacaciones de invierno.

Hacía frío y de noche, los anfitriones del camping, acercaban a los visitantes brasas para encender el fuego. Organizaban guitarreadas que se prolongaban hasta altas horas de la madrugada y los baños, siempre limpios, contaban en las duchas con agua caliente. También podían recorrer, durante el día, la ciudad de Salta en unos pequeños ómnibus, que ponían a disposición de los turistas en determinados horarios.

El servicio que brindaban a los invitados, era similar al que puede encontrar un viajero cuando entra a cualquier camping de la Patagonia Argentina. Éstos no tienen nada que envidiarle a los servicios que ofrecen los campings europeos.

El sábado pasado nos visitó en la radio, en el programa “A vos, Ciudad” el profesor Luis Angel Bazán. Él está a cargo del Camping Municipal, ubicado unos metros más adelante del puente sobre el río El Tala, más conocido como Las Rejas. Nos contó aspectos interesantes a tener en cuenta.

Una vez que cruzamos el badén sobre este río, nos encontramos con un camping de grandes dimensiones, que permite la instalación de carpas y casillas rodantes. Además, durante el verano, funciona como un balneario, ya que una pileta de grandes dimensiones –en realidad son dos– posibilitan a la gente refrescarse en los cálidos días que nos toca vivir entonces.

Los profesores de educación física del municipio, ofrecen en el verano una serie de actividades recreativas programadas, que nos permiten pasar un fin de semana agradable y distinto en la ciudad. Podemos llegar al lugar, usando el servicio público de transporte urbano también.

Sería bueno que el vecino de San Fernando del Valle de Catamarca, una vez leída esta nota, pudiera visitar el camping. Si conocemos lo que tenemos, podremos brindar mejor información al turista que nos visita. Un camping en una ciudad es necesario para este tipo de turismo alternativo y de aventura. Mucha gente gusta de este tipo de viajes y recorren el país haciendo base en estos lugares y a un costo económico pueden disfrutar del paisaje y las costumbres del lugar.

El camping tiene amplias instalaciones con vestuarios, parrillas, canchas para practicar deportes y la proximidad de la montaña, invita al visitante a animarse a hacer senderismo por la cercanía. Por otro lado, en verano, se puede disfrutar de las frescas aguas del rio El Tala, que bajan del Ambato, permitiéndonos un respiro a las altas temperaturas de la siesta.

La naturaleza tan cerca…

En nuestra ciudad tenemos la suerte de contar con la naturaleza al alcance de nuestras manos. No solamente el camping es un lugar que podemos visitar o invitar a visitar a los turistas, sino también el embalse de El Jumeal es un interesante atractivo. Parece mentira que, a tan pocos metros del centro de la ciudad, se pueda disfrutar de este espejo de agua.

Un grupo de porteños me contaron en una oportunidad, la sorpresa que les había causado recorrer el lecho seco del arroyo Fariñango, en una deliciosa caminata que realizaron, pudiendo ver en su recorrido una flora y fauna autóctona que los maravilló. Estaban admirados de la cercanía de este atractivo de la plaza principal de la ciudad. No podían creer que saliendo a caminar desde un hotel, pudieran “meterse” en las montañas. Por supuesto, que al recorrido lo hicieron acompañados de un vecino amigo de ellos.

Y es que en nuestra ciudad contamos con un telón de fondo, que va cambiando de color y textura a lo largo del día y del año. Nuestros Ambato y Ancasti, nos brindan un espectáculo increíble cada vez que caminamos por nuestras calles.

Negocios en la naturaleza.

En este mismo programa de radio, nos visitó también Eduardo Castagnola, sub-gerente de una importante obra social nacional, con oficinas en nuestra ciudad. Esta empresa organiza para el próximo sábado 6 de septiembre, por la mañana, en el Predio Ferial Catamarca, un Seminario-Taller en el que brindarán una introducción conceptual al marketing para Pymes y profesionales independientes.

Pensábamos, mientras hacíamos estos dos reportajes, mencionados en esta columna, cuanto potencial existe en nuestra ciudad para los emprendedores y para las actividades turísticas al aire libre.

Contamos con una ciudad “inscripta” en la naturaleza y con un abanico de posibilidades de actividades de “turismo aventura urbano” que están si explotar. Sólo hacen falta emprendedores. El Estado municipal tendría que involucrarse fuertemente aquí apostando todas sus fichas.

Un sinfín de actividades se desarrollarían desde pequeñas empresitas con el apoyo del municipio, que permitirían que los turistas –y los vecinos también– pudieran realizar canotaje, remo, caminatas, senderismo, bicicleteadas, etc, etc.

Dios fue generoso con nosotros al darnos la naturaleza que tenemos. Caravati, diseñó y construyó nuestra ciudad. ¿Qué más podemos pedir? Creemos que solamente falta el espíritu emprendedor. Hay que incentivarlos. El intendente, si lee esta nota, seguramente se pondrá a trabajar en este potencial enorme que tenemos.

Dejar un comentario

Recibí las últimas noticias en tu e-mail SUSCRIBIRSE