::: MENÚ :::

El Centro Sanitario de Mario Roberto Álvarez en SFVC

Con Mario Roberto Álvarez.

Con Mario Roberto Álvarez.

Hace diez días, tuve la oportunidad de entrevistarme en su estudio en la ciudad de Buenos Aires, con el arquitecto Mario Roberto Álvarez. Ya mencioné en una nota, que el profesional es autor del ex Centro Sanitario de nuestra ciudad. Éste se ubica en la manzana del área central, comprendida entre las calles Chacabuco, Ayacucho, Mota Botello y Caseros. En la actualidad funcionan allí las oficinas públicas del Ministerio de Salud de la Provincia. Sobre este conjunto edilicio se centró el motivo de mi visita.

Tener el honor de compartir unos minutos con uno de los más grandes arquitectos argentinos de renombre internacional –con el nerviosismo que ello implica– no me impidió hacerle algunas preguntas sobre esta obra, que fue construida entre 1948 y 1950, y de la que los catamarqueños no tenemos en cuenta como parte de nuestro patrimonio arquitectónico.

Estaba esperando al arquitecto en una pequeña sala de reuniones, cuando entró acompañado de su socio, el arquitecto Leonardo Kopiloff. Me sorprendió ver que llevaba consigo la nota posteada en el blog de A vos Ciudad sobre la obra mencionada, publicada en marzo del año pasado.

El Dr. Ramón Carrillo, ministro de salud del presidente Perón ideó, por aquel entonces, un plan para la construcción de centros sanitarios en Tucumán, Santiago del Estero, Salta, Jujuy, Corrientes y Catamarca. MR Álvarez dijo que “Carrillo pensaba en una medicina del tipo preventiva. Era mejor tratar con el hombre parado que acostado”. Haciendo referencia a un sistema de salud profiláctica para el país. Por lo tanto no hubo influencia de ninguna teoría hospitalaria de la época, solamente tenían en cuenta lo que estipulaba el programa de necesidades y superficies para la realización del proyecto.

En las bases del concurso oficial para la construcción de estos edificios, la convocatoria convenía que éstos debían ser, por contrato, obras en estilo colonial y con columnas salomónicas. MR Álvarez no hizo caso: “Yo, cansado de perder muchas obras por no hacer lo que pedían los clientes, firmé, sabiendo que no iba a cumplir. Porque pensé: cuando las obras transcurran, quizás el ministro ya no esté, y yo voy a estar. Entonces voy a hacer lo que creo”

Esta decisión le valió el respeto de los críticos. El arquitecto Morello dijo en una oportunidad: “Mario Roberto Álvarez, en los nuevos Centros Sanitarios del Noroeste Argentino, demostró, en la segunda mitad de la década de los cuarenta, la posibilidad real de coexistencia entre las directivas oficiales en materia de estilo y las condiciones funcionales y tecnológicas del tema, en un área de tan fuerte especificidad como la arquitectura para la salud”

En la entrevista concedida a quien escribe esta nota, el arquitecto contó que toda la documentación de la obra la prepararon en su estudio, y la construcción estuvo a cargo de una empresa que contrató el Estado nacional. A modo de anécdota dijo que “no me pagaron los honorarios, sino dos años después… Era para ellos muy rebelde”

Álvarez recuerda: “para hacer esas obras nos fuimos a vivir una semana en cada una de las provincias. Estudiamos el clima, los materiales, etc., y las hicimos con los materiales que había, no con los que sería bueno traer. En algunas partes, donde había mucha piedra, fueron de piedra. Donde soplaba el viento (como en Catamarca) apuntamos el edificio para que siga el eje del viento”

En la producción del arquitecto Mario Roberto Álvarez “se siente coherencia”. Hay obras poco difundidas que exponen contundentemente esto. Una de ellas es el Centro Sanitario de nuestra ciudad que, como mencionamos en otra nota, “es una joya de la arquitectura moderna en SFVC”

El Centro Sanitario de SFVC en Construcción.

El Centro Sanitario de SFVC en Construcción.

Un Comentario

Dejar un comentario

Recibí las últimas noticias en tu e-mail SUSCRIBIRSE