::: MENÚ :::

Cómo minimizar el riesgo del uso del celular

  • 13 Jun 2011
  • 0
  • Cultura, General
Los celulares se han constituido en un elemento imprescindible para la vida diaria.

Los celulares se han constituido en un elemento imprescindible para la vida diaria.

En estos días, es común escuchar entre los vecinos de SFVC, en sus charlas de café, comentarios sobre el aviso de la Organización Mundial de la Salud, expidiéndose sobre el tema de los celulares y su posible relación con el cáncer de cerebro.

Me parece oportuno transcribir, en este espacio de opinión, las recomendaciones de un experto en tecnología, Ariel Torres –quien escribe en un diario de tirada nacional–, sobre el uso de estos aparatos, que se han constituido en un elemento imprescindible para la vida diaria.

Los consejos a seguir:

1. No use más el celular sin auriculares, excepto durante uno o dos minutos. No tanto por el peligro que podría encerrar el celular (aunque sí podría encerrar alguno, eso es lo que todavía ignoramos), sino porque el hombre es un animal de costumbre. Cuando nos habituamos al cinturón de seguridad, no podemos manejar sin él, nos sentimos desprotegidos. De la misma suerte, si se acostumbra a usar el celular con audífonos ya no querrá volver a acercarse ese aparato a la cabeza más que por unos minutos.

2. De pronto habló un cuarto de hora seguido y ahora siente pánico. No. Espere. El daño, hasta donde sabemos, se produce cuando hay una agresión sostenida y constante durante años. Sí debería cambiar sus hábitos si tiende a estar todo el día hablando por celular.

3. La intensidad de las radiaciones electromagnéticas como la luz o las ondas de radio es inversamente proporcional al cuadrado de la distancia a la que se encuentra la fuente. Esta es la razón por la que si nuestro planeta estuviera sólo un poco más cerca del Sol sería inhabitable. Así que sí, es importante mantener el celular lejos. Lejos no significa en la cochera. Con ponerlo sobre el escritorio donde trabajamos en lugar de tenerlo en la cintura o el bolsillo ya estaríamos ganando algo. De hecho, la distancia segura podría ser tan pequeña como 15 milímetros.

4. Lo mismo ocurre cuando hablamos. El teléfono debe mantenerse a 15 milímetros o más del cuerpo para hablar; de otro modo, excederá el SAR (Specific Absorption Rate , el ritmo al que el cuerpo absorbe la energía de una radiofrecuencia) máximo indicado por la Comisión Federal de Comunicaciones.

5. A menos que espere llamadas de noche, apáguelo o póngalo en Modo Avión si tiene la costumbre de dejarlo en la mesa de luz; su cabeza quedará bastante cerca del teléfono en ese caso. Esa distancia es mucho mayor del centímetro y medio que se recomienda, ¿pero para qué arriesgarse si no va a usar el móvil?

6. Los auriculares cableados no emiten energía por sí mismos y son la opción más segura.

7. Los Bluetooth son otra historia, tienen una potencia de salida que los pone cerca del nivel de los celulares. Tener el auricular Bluetooth todo el día colocado en la oreja no parece nada inteligente.

8. Use mensajes de texto. Pueden resolver la mayoría de las cuestiones sin acercar el equipo a la cabeza.

9. Finalmente, lo más importante, los chicos tienden a usar los celulares como si fueran juguetes. Está claro que no lo son. Así que no es ninguna mala idea inculcarles las prácticas seguras desde pequeños. Casi con total certeza vivirán en un mundo donde las radiofrecuencias los rodearán mucho más que ahora.

Dejar un comentario

Recibí las últimas noticias en tu e-mail SUSCRIBIRSE