::: MENÚ :::

Una Escuela de Arquitectura que quiere posicionarse

  • 28 Abr 2009
  • 1
  • Arquitectura, Ciudad, General
El arquitecto Flaviano María Lorusso en pleno debate con los alumnos de la Escuela de Arquitectura de La Rioja.

El arquitecto Flaviano María Lorusso en pleno debate con los alumnos de la Escuela de Arquitectura de La Rioja.

En la ciudad de La Rioja, desde hace 10 años, existe una Escuela de Arquitectura en la Universidad Nacional de La Rioja. La carrera se ubica en la estructura del Departamento de Ciencias y Tecnologías Aplicadas a la Producción, al Ambiente y al Urbanismo. Es una escuela muy joven, pero que ya está dando sus primeros pasos para crecer y posicionarse en un futuro próximo en la región.

Precisamente en la semana del 20 al 26 de abril pasado, se llevó a cabo el Primer Workshop Internacional de Arquitectura y Urbanismo. Esto fue posible gracias a un convenio firmado entre la UNLaR y la Facoltá di Architettura de la Universitá degli Studi di Firenze, Italia.

En el acto de apertura estuvieron presentes el rector de la universidad, Dr. Enrique Daniel Nicolás Tello Roldán, la decana del Departamento de Aplicadas, Ing. Carolina Peña Pollastri y el director de la Escuela de Arquitectura, arquitecto Arnaldo Vaca. Los arquitectos disertantes fueron: Flaviano María Lorusso, Valentina Bonora y Grazia Tucci, todos profesores de la Escuela de Arquitectura italiana mencionada anteriormente.

El encuentro estuvo destinado a desarrollar –desde posiciones teóricas de vanguardia y con el hardware y software mas avanzado– la doble problemática de la recualificación urbano–arquitectónica y los relevamientos de elementos del patrimonio existente en la ciudad de La Rioja.

El sector seleccionado para este workshop es el conocido popularmente en la ciudad de La Rioja como predio de la “Vieja Estación”, comprendido por la antigua estación de ferrocarril y sus instalaciones complementarias. Este edificio configura un nodo urbano importante y predominante, inserto en un predio que ofrece una problemática muy particular desde el punto de vista urbano–arquitectónico.

Con la participación de los calificados profesores arquitectos de la Universitá degli Studi di Firenze y el cuerpo académico de la Escuela de Arquitectura de la UNLaR se desarrollaron, durante seis días consecutivos, múltiples tareas teórico– prácticas destinadas a elaborar una propuesta urbano–arquitectónica para este sector de la ciudad de La Rioja.

Luego de la clase magistral del arquitecto Lorusso –quien habló sobre la intervención del arquitecto en la regeneración urbana, ilustrado con ejemplos de ejercicios proyectuales realizados por alumnos de su universidad– y las disertaciones de las arquitectas Bonora y Grazia –quienes explicaron el uso del software más avanzado para el relevamiento de elementos patrimoniales– los alumnos riojanos y de otras ciudades vecinas, participaron de un taller que se extendió por varios días hasta que finalmente colgaron sus propuestas.

La construcción del pensamiento

Alumnos trabajando en la “construcción del pensamiento”

Alumnos trabajando en la “construcción del pensamiento”

La Escuela de Arquitectura de La Rioja con este workshop, viene a decirnos que es su propósito estar a la altura de los grandes temas, todavía pendientes de debate entre los arquitectos de ciudades que tienen una escala muy similar a la nuestra.

Con un proceso que se inició con el llamado a concurso de varias cátedras que componen su estructura –sobre todo en los talleres de diseño arquitectónico, que constituyen la columna vertebral de la escuela– y la iniciación de los trámites para la acreditación de la carrera de arquitectura ante la CONEAU (Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria), la Escuela de Arquitectura de La Rioja quiere comenzar a delinear su posicionamiento en la región.

En los Estados Unidos, cada vez son más las universidades e instituciones afines, que buscan formar arquitectos en ámbitos académicos que permitan a los futuros profesionales formular ideas propias y contar con una postura crítica frente a las problemáticas urbanas. Por tal motivo han surgido pequeñas escuelas de arquitectura que se basan en la transversalidad alumno-profesor y en la inserción en sus comunidades, buscando construir soluciones para estas.

Lamentablemente en SFVC no contamos con una Escuela de Arquitectura de Posgrado liderada, por ejemplo, por la oficina de Planeamiento Urbano. Quizás por celos, por mediocridad, por desidia o simplemente por ignorancia de los profesionales, no se previó nunca este modelo de organización para pensar las cruciales problemáticas urbanas que requieren debate, reflexión, intercambio de ideas, apertura, desinterés y fundamentalmente desarrollar el espíritu crítico, tan necesario en nuestra profesión. Y sobre todo, considerando a los colegas que vienen a vivir a nuestra ciudad y que no pueden seguir con su reciclaje profesional por razones económicas

El sábado pasado, en el programa de Radio Unión “A vos, Ciudad” dos jóvenes (uno de ellos, un novel arquitecto y el otro, un estudiante a punto de graduarse de arquitecto), en un diálogo ameno analizando el worshop internacional de arquitectura celebrado en La Rioja, nos dieron una cátedra sobre cómo se debe planificar una ciudad. A veces pensamos que, estas personas –tan ajenas a las miserias humanas que nos van dejando los años y sin contaminación– seguramente tendrían una mayor apertura mental para dirigir los destinos en el planeamiento estratégico participativo de una ciudad. Quizás por ahí está el futuro y la esperanza…Ya veremos qué será de la ciudad de La Rioja, cuando su Escuela de Arquitectura cumpla 20 años…

Un Comentario

  1. Arq. Mario Cárdenas

    Gracias por publicar acerca de este evento en particular, pero mas que todo por las consideraciones acerca de nuestra escuela de arq. que se nutre también de docentes y alumnos de su ciudad, tan afin a la nuestra en los mas diversos campos.
    Me parece fantástica la labor critica-comunicativa que realizan.

    Responder

Dejar un comentario

Recibí las últimas noticias en tu e-mail SUSCRIBIRSE