::: MENÚ :::

Resiliencia turística en SFVC

Fotografía expuesta en la Bienal del Fin del Mundo.

Fotografía expuesta en la Bienal del Fin del Mundo.

Instalación en la Antártida para la Bienal del Fin del Mundo.

Instalación en la Antártida para la Bienal del Fin del Mundo.

En estos días los vecinos hemos asistido a una triste y extraña coincidencia en materia de turismo urbano, que nos debe llevar a reflexionar. Nos referimos a la propagación del dengue en SFVC y de la gripe porcina en México.

En el programa de Radio Unión “A vos, Ciudad” entrevistamos al licenciado Alejandro de Angelis, ex Director de Turismo de la Provincia de Catamarca de la actual gestión. Con él reflexionamos alentadoramente sobre las coincidencias y las lecciones que podemos sacar para seguir pensando en el turismo como una actividad económica productiva sustentable en nuestra ciudad.

Cuando un destino está promocionado y ante lo intempestivo de una catástrofe, una vez pasado los nocivos efectos de la misma, todo vuelve a la normalidad prontamente.

En la psicología humana se habla de la resiliencia, siendo ésta la capacidad de una persona o grupo para seguir proyectándose en el futuro a pesar de acontecimientos desestabilizadores, de condiciones de vida difíciles y de traumas a veces graves.

Recordemos el terrible ataque terrorista del 11 S en Nueva York. Esta ciudad, con el transcurrir del tiempo, volvió a ser el destino turístico favorito de muchos viajeros. Lo mismo pasó con la ciudad de Río de Janeiro. Asolada por la delincuencia en la década de los noventa, se recomendaba no visitarla, hasta que se terminó esta veda y el turismo regresó.

Tomando ejemplos de nuestro país, nos ubiquemos, sin ir más lejos, en lo que está sucediendo en Mar del Plata en estos momentos. De Angelis nos decía: “justo en este fin de semana largo que acaba de concluir, casi toda la ciudad se quedó sin agua; pero esto no hará que sus playas y sus calles no vayan a ser frecuentadas en los próximos meses. O Salta, que a pesar del dengue sigue siendo un destino favorito”

¿Y qué es lo que pasa en estos ejemplos que acabamos de mencionar? Pues, el destino está posicionado. Esto significa que la gente conoce o escuchó hablar del lugar, de su paisaje y de su cultura.

Hagamos una terapia de sinceridad y nos daremos cuenta que nuestra ciudad no está posicionada. No hubo un trabajo coordinado entre los organismos gubernamentales y el sector privado para ubicar a esta ciudad como un destino favorito a lo largo de las décadas pasadas.

La ausencia de diálogo, la falta de inversión, el no darse cuenta de lo valioso que tenemos en materia cultural para ofrecer y un empresariado bastante limitado en su visión de futuro, nos llevaron a esta situación. Y ante la presencia de esta epidemia, nos sentimos como aprisionados “entre una espada y la pared” y sin salida. Pero esta difícil situación debe dejarnos como lección, precisamente, que debemos cambiar la mentalidad.

Una oportunidad de oro se perdió en materia de promoción e inversión, al no haber propiciado el Estado la instalación de un hotel cinco estrellas al lado del predio ferial. Es una verdadera lástima ver como este gran emprendimiento –pensado para ferias y convenciones– está siendo paulatinamente ocupado con oficinas públicas. Un hotel de estas características hubiera incentivado al empresariado local. La falta de motivación y amor propio nos lleva a la desidia.

Precisamente, recomendamos al lector de esta columna visitar por internet la Segunda Bienal del Fin del Mundo en Ushuaia. ¿Cómo es posible que los vecinos de esa ciudad austral puedan concretar algo así y nosotros no? ¿Cómo es posible que en estos años de bonanza económica que se acaban, no hayamos tenido la visión de posicionar nuestra querida SFVC? ¿Cómo es posible la ausencia de diálogo y consenso entre Estado y empresarios?

¿Podremos los vecinos vivir la experiencia psicológica positiva y dinámica de la resiliencia en materia de turismo? Y perdonen la comparación los profesionales en la materia…

Alejandro de Angelis en “A vos, Ciudad”

Alejandro de Angelis en “A vos, Ciudad”

Un Comentario

  1. GUILLERMO BERRIER

    ! Hola Basilio ! Soy el ususario de rampas para discapacitados (O sea el rengo) que trabajaba en el diario “El Ancasti” en tiempos en los cuales tú ilustrabas en ese tema. Acabo de leer tu artículo en La Unión sobre el arquitecto Caravatti y no puedo menos que agradecerte por brindar un verdadero placer con ese tipo de artículos. Un abrazo

    Responder

Dejar un comentario

Recibí las últimas noticias en tu e-mail SUSCRIBIRSE