::: MENÚ :::

Archivo por Mes / mayo 2011

  • May 30 / 2011
  • 1
  • General, Turismo

Turismo: Estado y emprendedores

El hotel de Cafayate que le cambió la mentalidad a los emprendedores locales.

El hotel de Cafayate que le cambió la mentalidad a los emprendedores locales.

Una nota publicada en un diario de SFVC, el pasado martes 24 de mayo, nos informa que la gobernadora electa, junto a su equipo, se reunieron con representantes de todo el sector privado del turismo catamarqueño:

“Ante un empresariado ansioso por escuchar de boca de la senadora nacional la complaciente triada: “presupuesto significativo, jerarquización y mayor participación privada en el gobierno del área”; los agentes turísticos insistieron sobre la total ausencia del Estado provincial en el sector. “Los prestadores necesitamos del Estado”, señalaron al unísono, ante el futuro equipo de gobierno”.

El Estado

El próximo gobierno que asumirá tiene la oportunidad de declarar al turismo como política de Estado. La primera medida debería ser la de crear el Ministerio de Turismo con un presupuesto razonable y con un buen equipo de jóvenes profesionales talentosos.

Algunos sostienen que el próximo Ministro de Turismo debería ser uno de los ex funcionarios que estuvo al frente del sector en la vecina provincia de Salta. Y es que la idea no es descabellada. Esto se puso en práctica durante muchos años en la Patagonia.

El Ente Oficial Patagonia Turística consiguió que las provincias del sur se unieran para trabajar en conjunto y sus funcionarios –a medida que cambiaban los gobiernos– iban rotando de estado, sin importar el color político. Esto permitió que hoy en día esta región del país sea el destino predilecto de los visitantes extranjeros.

Por caso, citamos a Antonio Torrejón. Este hombre, un experto en Turismo, estuvo al frente de las oficinas de turismo de casi todas las provincias del sur. Su experiencia sirvió para presidir luego el Consejo Federal de Turismo.

Los emprendedores

En materia de inversores, es necesario que el próximo gobierno no le tema a la idea de permitir que ingresen capitales de empresarios que no pertenecen a Catamarca. Un hotel cinco estrellas instalado en los terrenos contiguos al predio ferial y al estadio de fútbol, al igual que un emprendimiento de esas características en Belén o Fiambalá, producirá un efecto contagio entre los locales.

Tenemos que aprender en este sentido de Cafayate. En aquella ciudad salteña de los Valles Calchaquíes, se instaló hace unos años en una bodega, un hotel de una cadena internacional. Los empresarios locales “pusieron el grito en el cielo” cuando esto pasó. Dijeron que era la muerte de los hoteleros del lugar y vaticinaban un futuro sombrío. Sin embrago, si hoy una persona le pregunta a cualquier emprendedor de allí qué opina después de varios años de instalado ese hotel cinco estrellas, nos dice con mucho optimismo, que “es lo mejor que le podría haber pasado a esa localidad”. Esa gran inversión produjo un “efecto contagio” entre los empresarios locales transmitiéndoles la vocación de servicio y el riesgo; básicos en esta actividad.

La concientización

Y por último, lo fundamental: la obligación del Estado y de los prestadores, que todo catamarqueño comprenda que la actividad turística es una fuente genuina de ingresos económicos y creadora de puestos de trabajo.

Sin jerarquización por parte del Estado y sin un empresariado arriesgado, difícilmente puedan mantenerse estables las tres patas de la mesa turística: inversión, promoción y concientización… Y seguiremos preguntándonos porqué nuestra tierra no despega en materia turística.

  • May 23 / 2011
  • 0
  • Ciudad, General

Pensar la ciudad

La necesidad de contar con equipos con ideas frescas, para afrontar el futuro.

La necesidad de contar con equipos con ideas frescas, para afrontar el futuro.

Administrar una ciudad, no es tarea fácil. Un intendente debe afrontar diariamente los problemas, brindando a los vecinos soluciones inmediatas. Entonces… ¿qué pasa con la reflexión y el debate de la ciudad de la próxima generación, tan necesarios en el seno de un gabinete municipal?

La ciudad de SFVC –por ejemplo– afronta serios desafíos de cara a las próximas décadas. Los datos del último censo nacional hablan de una realidad dolorosa: el interior de la provincia se está despoblando y el Área Gran Catamarca crece.

Por lo tanto, nos enfrentaremos con problemas como la falta de agua –por la gran extensión de la urbe–, de energía –ante la escasez de combustibles fósiles–, de oportunidades de trabajo, de emigración de vecinos hacia otras ciudades, de crecimiento descontrolado de la trama urbana, etc.

La planificación es clave en estos momentos. Debemos retomar como modelos de previsión, la generosidad de Luis Caravati cuando hizo escuela a fines del siglo XIX, y la actitud de Eduardo Sarrahil y Rubén Gazzoli cuando sentaron las bases del ordenamiento de nuestra ciudad en la década del setenta.

Estado y Academia, juntos

En los Estados Unidos, desde hace un tiempo, surgieron pequeñas Escuelas de Arquitectura que se basan en la transversalidad alumno-profesor, insertadas en sus comunidades, procurando soluciones con una postura crítica frente a las problemáticas urbanas.

En nuestras ciudades no contamos con Escuelas de Arquitectura de Posgrado en los municipios de las capitales, como ocurre en otras urbes del mundo desarrollado. No está previsto este modelo para pensar las cruciales problemáticas urbanas que requieren debate, apertura, reflexión e intercambio de ideas para desarrollar el espíritu crítico, tan necesarios en estos tiempos.

El futuro debería basarse en la idea de construir entre todos una “ciudad sustentable”, intentando satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro para atender sus propias necesidades.

Los intendentes de nuestra provincia pueden conducirnos, de la mano de buenos equipos que hagan escuela, hacia ideas brillantes, frescas y que produzcan una revolución cultural. El maridaje política-previsión junto a un recambio generacional de nuestra dirigencia, nos permitiría soñar y construir mejores ciudades.

Un plan

Cuando pensamos cómo será nuestra ciudad dentro de veinte o treinta años, nos invade una gran incertidumbre por saber qué pasará con los espacios públicos que vemos hoy en día.

¿Se borrará de nuestra memoria el paisaje urbano que estamos acostumbrados a ver? ¿Variarán sus funciones? ¿Cambiará su estructura? ¿Qué pasaría si toda la ciudad se viera “invadida” por la saturación del uso del suelo? ¿Qué pasaría con el área central de nuestras ciudades, que a duras penas conservan todavía algo de la imagen que les da identidad y que sirve fundamentalmente para propiciar la actividad del turismo urbano?

Muchas preguntas con pocas respuestas. Quizás habría que tomar en cuenta un pensamiento del arquitecto Le Corbusier, cuando dice: “El plan es el generador; sin plan, sólo hay desorden y arbitrariedad”

  • May 19 / 2011
  • 0
  • Avances

Programa 469

Avances programa 469 | Sábado 21 Mayo | 9 a 11 hs

Nos vamos de viaje a Sídney con Pablo Adzich.
Recordamos la fundación de la ciudad de La Rioja con el historiador Miguel Bravo Tedín.
Nos visita El Bomba Contrera.
En el aire, el arquitecto Jorge Sarquís.

A VOS CIUDAD arquitectura + ciudad x radio
www.avosciudad.com/radio
www.facebook.com/avosciudad
www.twitter.com/avosciudad
En SFVC Radio Unión FM 91.3
En LR Radio Universidad FM 90.9

  • May 16 / 2011
  • 0
  • Ciudad, Cultura, General

Pueblos en transición

Una nueva filosofía de vida para dejar un mundo mejor a nuestros hijos.

Una nueva filosofía de vida para dejar un mundo mejor a nuestros hijos.

Los estudiantes del Taller V de la Escuela de Arquitectura de La Rioja, están trabajando en una propuesta urbano-arquitectónica para la localidad de Chepes Viejo, ubicada a ocho kilómetros de la ciudad de Chepes.

Hace muchas décadas atrás, ante la negativa de los vecinos del viejo Chepes de que el ferrocarril pase por sus calles, se decidió ubicar la estación de trenes unos kilómetros más abajo. Esta medida fue fatal para el pueblo, provocando la emigración de su gente, dejando una imagen de desolación, como ocurre en muchos lugares de nuestro país. Así surgió el nuevo Chepes que hoy conocemos, transformándose con los años, en un centro estratégico que intercomunica La Rioja, San Juan, San Luis y Mendoza.

Los jóvenes estudiantes deben intervenir en lo que queda de la plaza del Chepes Viejo y rescatar los valores que se han olvidado y tratar de insertar a este pueblo dentro de una propuesta de ordenamiento territorial que involucra a otras poblaciones de la región.

Es así que, entre todas las alternativas que se debaten en el taller, está un modelo de poblado del que mucho se habla en el mundo desarrollado, a propósito de la crisis que están viviendo sus habitantes, y que son los denominados “pueblos de transición”

Una idea adelantada

Creemos que el petróleo nunca se va a acabar y que el crecimiento económico será para siempre. Pero lo cierto es que el “oro negro” algún día será escaso y que para extraerlo se requerirá de mucho dinero y consumo energético.

Ante esta realidad han surgido una serie de colectivos que trabajan en la idea de barrios, pueblos, comunidades o ciudades “en transición”. Éste es un movimiento internacional de personas que, ante el previsible fin del petróleo y la amenaza del cambio climático, han empezado a organizarse en sus municipios y localidades para hacerles frente y ser autosuficientes. Pero este modelo bien puede aplicarse en aquellos pueblos que buscan su desarrollo ya que, su “idea fuerza”, es conseguir que esta red de personas se comuniquen y compartan experiencias.

Los que defienden estas propuestas, creen que la gente puede ser feliz valiéndose de la vida en comunidad, pensando en el bien común y en sociedad. Para concretar este sistema, es necesario que “funcione” en la persona, por ello es importante el trabajo en materia de educación ambiental.

Sostienen que la humanidad está viviendo tiempos de cambio y… ¿por dónde comienzan los cambios? Pues, por los hábitos de consumo y de producción económica. Los que adhieren a esta filosofía creen que lo que se viene será muy difícil, muy duro, pero que es una gran oportunidad para que los pueblos puedan adaptarse a esta transición.

Con el lema “hay que experimentar” creen que los modelos de desarrollo actuales pueden ser refutados. “Vivir 40 años para pagar la hipoteca de tu casa no tiene sentido…” sostienen los jóvenes que impulsan este movimiento.

El enlace del mundo rural y urbano es el ideal que tienen en mente y que, en casi cien casos conocidos en el mundo que han probado esta experiencia, demuestran que es posible. No se transforman en guetos, sino que buscan la integración con lo que ya existe en el territorio y así propenden a un “efecto contagio” con el resto.

En estos momentos es complicado hablar de propuestas de este tipo, sobre todo en América Latina donde se vive una época de bonanza económica, que anestesia a la clase media con el consumo en cuotas. Pero los coletazos de la crisis europea, algún día llegarán… La clase política debería adelantarse “imaginando” un mundo mejor para los pequeños pueblos que están desapareciendo, promoviendo una actitud emprendedora.

  • May 09 / 2011
  • 2
  • Ciudad, General

El tranvía del siglo XXI

Las vías del tranvía en calle República llegando a la plaza principal.

Las vías del tranvía en calle República llegando a la plaza principal.

En otra oportunidad en esta columna, mencionamos al viejo tranvía de SFVC. Gratamente vemos que en estos días se lo recordó en otras publicaciones. Queremos hoy aportar algunas consideraciones para enriquecer el debate.

El servicio de tranvía –que funcionaba en SFVC desde finales del siglo XIX– partía de Piedra Blanca hasta la plaza 25 de Agosto, circulando en la ciudad capital por calles República y Rivadavia. La gente que venía a la ciudad lo usaba perfectamente.

Las Chacras y SFVC estaban unidas por las vías que atravesaban distintos barrios y poblados. El coche del tranvía tenía paradas intermedias, como por ejemplo en Villa Dolores o La Chacarita. La gente llegaba hasta allí por sus medios, a caballo, en carretas o caminando y de allí subía al transporte público.

Recordarán que en innumerables ocasiones citamos como ejemplo de ciudad sustentable a Curitiba. En ésta el sistema de transporte que inventaron, para evitar el uso del automóvil, lo exportaron a otras ciudades de países latinoamericanos; en Colombia lo bautizaron “Transmilenio”.

Las imágenes del tranvía de nuestra ciudad, que la unía a Las Chacras, recuerda la idea conceptual del “modelo Curitiba” o “Transmilenio”, que bien podría considerarse a la hora de resolver el transporte público de pasajeros del valle central. ¡Por lo tanto, podría decirse que el “modelo Curitiba” en materia de transporte ya existía en nuestra ciudad, sin haberse inventado aún en Curitiba! ¿Qué pasó que retrocedimos?

La idea de mostrar una vez más el “modelo Curitiba” es la de destacar la “conceptualización” y/o “la idea fuerza” sobre cómo hicieron en otra ciudad para resolver su sistema de transporte público en forma óptima y convertirlo en un ejemplo a imitar.

Desde este espacio de opinión hemos propuesto en numerables ocasiones, un sistema de microbuses con estaciones terminales de integración en determinados lugares de la ciudad y las Chacras, que puedan conectarse a las líneas troncales. Éstas se dispondrían en el Valle Central –en base a un diseño de ingeniería de transporte– en carriles exclusivos y con coches de mayor tamaño.

No estamos inventando nada, cuando comentamos la idea anterior ya que, hasta que el tranvía fue eliminado en Catamarca, la gente venía de las chacras al centro de la ciudad utilizando este sistema de transporte.

Un modelo de transporte para el siglo XXI

Los “modelos” sirven para poner en práctica la “creatividad” a la hora de resolver nuestros problemas urbanos, para transformarnos en ciudadanos más felices. No es para “copiarlo” tal cual.

SFVC y los departamentos vecinos, tienen pendiente resolver acertadamente el sistema del transporte público de pasajeros. A diario escuchamos múltiples quejas de los usuarios. Esto se ve agravado, en el casco céntrico de la ciudad, por el intenso tránsito de automóviles que llegan a colapsar sus calles en determinados horarios.

Hay que pensar que el servicio de transporte público se debe resolver en forma consensuada entre el municipio de la capital y los que rodean a éste, ya que la gente ve a todo como una sola mancha urbana. Tarea para los próximos intendentes a asumir.

Nuestra ciudad, junto a las urbanizaciones de los departamentos vecinos, podrían perfectamente poner en práctica los modelos “Curitiba” o “Transmilenio” en materia de transporte público de pasajeros…. O el “modelo SFVC–Las Chacras” que fue el caldo de cultivo para aquellos…

Páginas:12
Recibí las últimas noticias en tu e-mail SUSCRIBIRSE