::: MENÚ :::

Archivo por Mes / junio 2011

  • Jun 30 / 2011
  • 0
  • General

Programa 475

Avances programa 475 | Sábado 2 Julio | 9 a 11 hs

Nos visita el Intendente de SFVC, Dr. RICARDO GUZMÁN.
Con él recordamos el 328 aniversario de la fundación de la ciudad.

En SFVC, Radio Unión FM 91.3

  • Jun 27 / 2011
  • 0
  • Arquitectura, General

El arquitecto de Sacriste

1 de julio, día del arquitecto

1 de julio, día del arquitecto

El próximo viernes 1 de Julio se celebra el Día del Arquitecto. Y como cada año, cuando se aproxima esta fecha, conviene recordar un pensamiento del arquitecto Eduardo Sacriste cuando le preguntaron cómo imaginaba un arquitecto o lo que había pretendido formar en sus años de docencia.

Él decía: “Mi arquitecto, debe ser capaz de proyectar y resolver correctamente (con todo lo que el término implica) problemas no complejos de arquitectura, amoblarlos y construirlos. Debe tener sensibilidad plástica, conciencia social y urbanística, un grado de cultura acorde a su nivel universitario y, por sobre todo, debe tener ética. No concibo la compra de trabajos a los que, luego por él rubricados, se aceptarán y aprobarán como propios”

Eduardo Sacriste nació a principios del siglo XX en Buenos Aires y estudió arquitectura en la universidad de esa ciudad, bajo los preceptos del academicismo. En esa época, en las escuelas de arquitectura, todo se debía proyectar y construir bajo ciertas reglas que estaban ya pre-establecidas. Pero al graduarse, el joven profesional, hizo un viaje a Europa y le cambió la cabeza.

En el viejo continente pudo comprobar cómo la arquitectura estaba transformando la forma de vida de la gente. Arquitectos como Le Corbusier o Mies Van Der Rohe, proyectaban y construían teniendo en cuenta “el espíritu de los nuevos tiempos”. Ya nada era igual. La sociedad se transformaba luego de la Segunda Guerra Mundial y la arquitectura debía adecuarse a esta realidad.

Sacriste comprendió el mensaje estando allá y en el contacto directo con estos maestros. Al regresar, junto a otros colegas, crean la Escuela de Arquitectura de Tucumán, filtrando los preceptos de la modernidad a nuestra realidad. Con el tiempo, él y sus amigos se enterarían que esta “escuelita” era reconocida en América.

El maestro siempre decía que para que un arquitecto enseñe arquitectura, debía tener por lo menos cinco años de experiencia en el oficio. Sólo así, y con esta condición, podría regresar a la Facultad de Arquitectura a enseñar. La enseñanza, según él, estaba basada en gran parte, en “la experiencia”. Lo mencionado es cierto, según su perspectiva, si analizamos algunas palabras del pensamiento transcripto al principio: “…y, por sobre todo, debe tener ética”. Al estar en contacto con la realidad, con el “hacer la ciudad”, podría valorar la inmensa responsabilidad social del arquitecto.

Al Maestro le agradaba opinar sobre el tema de la casa, a pesar de considerarse normalmente a la vivienda como un problema sencillo de resolver. Según él, fue el más interesante que enfrentó en sus años de profesión. Y señalaba, refiriéndose a la casa de bajo costo, que el arquitecto moderno norteamericano Frank Lloyd Wright dijo que “es el problema más difícil, aún para los mejores arquitectos…”

Sacriste señalaba que hoy en día, en las Facultades de Arquitectura, se da como tema de primer año “una casa chica”, como si esto fuera sencillo. Él creía que era erróneo plantearlo así y apoyaba su afirmación con la frase mencionada recién de Wright. Pensaba que era más fácil resolver una vivienda de 5.000 metros cuadrados, donde los diez centímetros de una pared no cuentan, que una vivienda de interés social de 50 metros cuadrados (hoy repetida hasta el hartazgo, en base a un diseño único e inmoral sin importar el medio natural y cultural)

Recordando al Maestro, queremos tener presente este 1 de julio que es el Día del Arquitecto. Enviamos un saludo, desde este espacio de opinión, a todos los arquitectos.

  • Jun 24 / 2011
  • 0
  • Avances, General

Programa 474

Avances programa 474 | Sábado 25 Junio | 9 a 11 hs

Recordamos a Manuel Belgrano con el historiador José Chino Ariza.
Nos vamos de viaje a Bilbao con el arquitecto Arnaldo Vaca.
El invitado de la semana es el licenciado Eduardo Segura, Decano de la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional de Catamarca.

En SFVC Radio Unión FM 91.3

  • Jun 20 / 2011
  • 0
  • Ciudad, General

SFVC circunvalada

Vista de SFVC, registrada en el futuro acceso comentado en esta nota.

Vista de SFVC, registrada en el futuro acceso comentado en esta nota.

Ya comentamos a los vecinos de SFVC en esta columna de opinión que se está construyendo una obra de gran envergadura en las afueras de la ciudad, que va a cambiar para siempre la idea actual que tenemos de los accesos a la capital de la Provincia de Catamarca.

Se trata de una ruta que “circunvala” la ciudad, uniendo la ruta nacional 38 que nos lleva a Tucumán, la ruta provincial 33 que nos vincula a Córdoba y la ruta nacional 38 que nos comunica con La Rioja. Una vez inaugurada, se la conocerá como la “avenida de circunvalación” o “paso externo” de la ciudad de SFVC.

Esto va a posibilitar que el tránsito pesado no ingrese a la ciudad, evitando todos los inconvenientes que trae aparejado en estos momentos, como la rotura del pavimento a lo largo del tiempo y el peligro para los peatones.

Pero en el recorrido de esta nueva ruta, nos encontramos con un desconocido acceso que se suma a los ya existentes, de las avenidas Presidente Castillo, Hipólito Irigoyen y Acosta Villafañez.

A partir de una intersección en dos niveles que se está construyendo en la circunvalación, una amplia avenida que atraviesa una abundante flora autóctona, nos enfrenta –de repente y gratamente, como puede verse en la fotografía– con el paisaje urbano de SFVC recostado sobre el Ambato. Luego de cruzar el río del Valle, por un puente que permite el acceso a la avenida Juan Chelemín, llegamos a la intersección de las avenidas Güemes y Alem, o sea, al área central.

Nos recuerda el acceso a la ciudad de Salta –salvando las distancias–. En la capital norteña se presenta toda expuesta a nuestros ojos desde lo alto del cerro San Bernardo; aquí, en nuestra tierra, SFVC aparece como un plano inclinado que se levanta desde el cauce del río del Valle. En los dos casos aparecen sorpresivamente, invitándonos a entrar a sus tramas urbanas llenas de historia.

Cuando se avanza por este nuevo camino registramos una panorámica de la ciudad que quizás nunca antes tuvimos. Pueden observarse las torres del Seminario, algunos edificios en altura –que por su morfología nos permite ubicarlos en la cuadrícula del área central– y también la Catedral Basílica.

Un dato no menor, es que la actual terminal de ómnibus está a dos cuadras del encuentro de las dos avenidas mencionadas anteriormente, lo que posibilitará un rápido ingreso y egreso de los vehículos de pasajeros a las rutas interprovinciales, a través del paso externo.

El acceso mencionado, está ubicado en el tramo de la avenida de circunvalación comprendida entre su intersección con la ruta 33–Córdoba y la 38–La Rioja. Es cierto, que la zona por la que se va a ingresar es un poco complicada en este momento, pero por otro lado, creemos también que si se realizan una serie de obras complementarias, esto a la larga será muy bueno para SFVC.

La zona está muy degradada. Quizás una gran barrera forestal ayudará a proteger el camino de los vientos del norte cargados de polvillo y a homogeneizar el paisaje. Lo mismo podría hacerse en la vera del río del Valle, incluyendo la desembocadura en éste del arroyo Fariñango. Una calle costanera, pensada como un parque lineal, incorporaría a la trama urbana esta zona desfavorecida.

En marzo de 2012, el turista que ingrese a SFVC tendrá el área central muy próxima a la ruta. Seguiremos contando con los tres accesos ya conocidos, pero el nuevo acceso al área central puede adquirir una jerarquía que, trabajando creativamente en su diseño, gracias a las vistas y la corta distancia, permitirá que nuestra ciudad se jerarquice.

  • Jun 13 / 2011
  • 0
  • Cultura, General

Cómo minimizar el riesgo del uso del celular

Los celulares se han constituido en un elemento imprescindible para la vida diaria.

Los celulares se han constituido en un elemento imprescindible para la vida diaria.

En estos días, es común escuchar entre los vecinos de SFVC, en sus charlas de café, comentarios sobre el aviso de la Organización Mundial de la Salud, expidiéndose sobre el tema de los celulares y su posible relación con el cáncer de cerebro.

Me parece oportuno transcribir, en este espacio de opinión, las recomendaciones de un experto en tecnología, Ariel Torres –quien escribe en un diario de tirada nacional–, sobre el uso de estos aparatos, que se han constituido en un elemento imprescindible para la vida diaria.

Los consejos a seguir:

1. No use más el celular sin auriculares, excepto durante uno o dos minutos. No tanto por el peligro que podría encerrar el celular (aunque sí podría encerrar alguno, eso es lo que todavía ignoramos), sino porque el hombre es un animal de costumbre. Cuando nos habituamos al cinturón de seguridad, no podemos manejar sin él, nos sentimos desprotegidos. De la misma suerte, si se acostumbra a usar el celular con audífonos ya no querrá volver a acercarse ese aparato a la cabeza más que por unos minutos.

2. De pronto habló un cuarto de hora seguido y ahora siente pánico. No. Espere. El daño, hasta donde sabemos, se produce cuando hay una agresión sostenida y constante durante años. Sí debería cambiar sus hábitos si tiende a estar todo el día hablando por celular.

3. La intensidad de las radiaciones electromagnéticas como la luz o las ondas de radio es inversamente proporcional al cuadrado de la distancia a la que se encuentra la fuente. Esta es la razón por la que si nuestro planeta estuviera sólo un poco más cerca del Sol sería inhabitable. Así que sí, es importante mantener el celular lejos. Lejos no significa en la cochera. Con ponerlo sobre el escritorio donde trabajamos en lugar de tenerlo en la cintura o el bolsillo ya estaríamos ganando algo. De hecho, la distancia segura podría ser tan pequeña como 15 milímetros.

4. Lo mismo ocurre cuando hablamos. El teléfono debe mantenerse a 15 milímetros o más del cuerpo para hablar; de otro modo, excederá el SAR (Specific Absorption Rate , el ritmo al que el cuerpo absorbe la energía de una radiofrecuencia) máximo indicado por la Comisión Federal de Comunicaciones.

5. A menos que espere llamadas de noche, apáguelo o póngalo en Modo Avión si tiene la costumbre de dejarlo en la mesa de luz; su cabeza quedará bastante cerca del teléfono en ese caso. Esa distancia es mucho mayor del centímetro y medio que se recomienda, ¿pero para qué arriesgarse si no va a usar el móvil?

6. Los auriculares cableados no emiten energía por sí mismos y son la opción más segura.

7. Los Bluetooth son otra historia, tienen una potencia de salida que los pone cerca del nivel de los celulares. Tener el auricular Bluetooth todo el día colocado en la oreja no parece nada inteligente.

8. Use mensajes de texto. Pueden resolver la mayoría de las cuestiones sin acercar el equipo a la cabeza.

9. Finalmente, lo más importante, los chicos tienden a usar los celulares como si fueran juguetes. Está claro que no lo son. Así que no es ninguna mala idea inculcarles las prácticas seguras desde pequeños. Casi con total certeza vivirán en un mundo donde las radiofrecuencias los rodearán mucho más que ahora.

Páginas:12
Recibí las últimas noticias en tu e-mail SUSCRIBIRSE