::: MENÚ :::

Categoría / Cultura

  • May 27 / 2010
  • 0
  • Audios, Cultura, General

Bicentenario III

Graciela Pernasetti

La mirada de una periodista.

Mapping multimedia sobre la fachada del cabildo, la noche del 25 de mayo de 2010.

Mapping multimedia sobre la fachada del cabildo, la noche del 25 de mayo de 2010.

AUDIO DE LA ENTREVISTA
Cómo celebrar el Bicentenario de la Patria. Qué debemos rescatar de esta fecha tan importante para los argentinos. Son algunas de las reflexiones que se pueden escuchar en esta interesante nota.

Bicentenario II

Florentino Ricardo Palacios

La mirada de un arquitecto.

SFVC poco despues del Centenario.

SFVC poco despues del Centenario.

AUDIO DE LA ENTREVISTA
Aquí paseamos en el tiempo en la SFVC de 1810; 1910 y la actual. Comprendemos el modelo colonial que sirvió de soporte al modelo republicano. ¿Qué podemos esperar en nuestra ciudad después de toda la historia que tenemos y del espíritu participativo de la gente? Un interesante reportaje para pensar.

  • May 27 / 2010
  • 0
  • Audios, Ciudad, Cultura, General

Bicentenario I

Marcelo Gershani Oviedo

La mirada de un historiador.

El 25 de mayo de 1810 frente al Cabildo en Buenos Aires.

El 25 de mayo de 1810 frente al Cabildo en Buenos Aires.

AUDIO DE LA ENTREVISTA
En esta entrevista nos cuenta cómo era la ciudad de SFVC en el momento del nacimiento de nuestra patria; cómo era en el Centenario y qué lección debemos aprender de estos acontecimientos históricos.
Es curioso saber en qué estaban ocupados los vecinos ese 25 de mayo de 1810. Imperdible.

  • May 26 / 2010
  • 0
  • Ciudad, Cultura, General

El Bicentenario en SFVC

Dibujo que muestra nuestra plaza en épocas de la Revolución de Mayo.

Dibujo que muestra nuestra plaza en épocas de la Revolución de Mayo.

El día comienza con los primeros cantos de los gallos. Unas mulas sueltas merodean en la Plaza de Armas. Se escuchan tres campanadas de la iglesia anunciando a los vecinos el inicio del Ángelus. Los hombres, antes de salir a recorrer las acequias con sus palas, se preparan para decir sus oraciones y las mujeres sacuden sus mantillas bordadas con puntillas de color negro para asistir a la primera misa.

El viernes 25 de mayo de 1810 parece ser otro día con sol. Don Gregorio Segura y Tolosa, alcalde de SFVC, envía a uno de sus criados a citar a los regidores para la primera reunión del día en el Cabildo cuyo único tema será la organización de los festejos en honor al rey Fernando VII.

Mientras tanto, en la ciudad de Buenos Aires, una multitud se reúne en un día lluvioso frente al Cabildo en la Plaza Mayor y al grito de “El pueblo quiere saber de qué se trata” manifiesta su intención de dejar de ser súbditos de la corona para convertirse en ciudadanos.

En A vos Ciudad, el historiador Marcelo Gershani Oviedo cuenta: “En Catamarca, la idea de revolución, como una imagen idílica de romper las cadenas que entendemos hoy, no era tan así. No estaba muy claro para los vecinos qué pasaba”

Nuestra ciudad –de acuerdo a los informes de la época– hacia 1840 es un pobre caserío de unas 800 almas y la plaza es apenas un baldío sin ocupar, con una imagen muy desoladora.

En A vos Ciudad, el arquitecto Ricardo Palacios dice: “Entonces, no es muy difícil imaginar que, en 1810, cuando se produce la revolución, nuestra ciudad era muy pobre y formaba parte del conjunto de pueblos históricos de las chacras y del pedemonte del Ambato. Estos asentamientos de las chacras tenían una economía propia del lugar y no era conveniente la vida en la ciudad. La gente era reticente a ocupar el espacio urbano según las consignas de la corona española sobre cómo congregarla en sus ciudades”

El centenario

Distinta era la situación de nuestra ciudad en 1910, cuando en el país nos disponemos a celebrar el Centenario. Hacia la segunda mitad del siglo XIX, con la llegada de los arquitectos italianos, SFVC comienza a transformarse.

El centenario llega con una ciudad que es el producto de una verdadera revolución arquitectónica, que refleja el pensamiento republicano de la época y esto se trasunta en su arquitectura.
En 1910 nos encontramos con una ciudad totalmente distinta por la claridad conceptual de los arquitectos y la envergadura de sus obras. No se trata de obras sueltas sino, de un plan tácito incorporado que debe hacerse y que los gobernantes lo saben.

A 200 años

Nuestra patria cumple hoy 200 años. La Revolución de Mayo inicia el proceso de surgimiento del Estado Argentino, basándose en los principios de libertad, igualdad y fraternidad.

En este contexto histórico, SFVC que en 1810 era una aldea, se transforma en 1910, en la “Atenas del Norte”. El modelo de la ciudad hispánica sirvió perfectamente de soporte al modelo de la ciudad republicana, permitiendo que llegara intacta hasta casi finales del siglo pasado.

SFVC pasa de ser una ciudad hispánica que responde a la corona, a una republicana; sus vecinos pasan de ser súbditos, a ciudadanos. Una ciudadanía pastoril de las chacras, cambia por una ciudadanía urbana.

En 2010, podemos afirmar que contamos en nuestra ciudad con una rica herencia y un gran espíritu participativo de los vecinos –demostrado hace dos décadas– que nos permitirá, en un tiempo no muy lejano, producir una revolución cultural para posicionarla entre las más importantes del país.

Cultura y ciudad

La casa Navarro y el Cine Teatro Catamarca podrían generar un polo cultural-turístico de gran importancia para SFVC.

La casa Navarro y el Cine Teatro Catamarca podrían generar un polo cultural-turístico de gran importancia para SFVC.

Algunos vecinos de SFVC manifiestan su desilusión de que no se haya aprovechado la oportunidad –en estos días en los que comenzamos a recordar el Bicentenario de la Patria– para reinaugurar el Cine Teatro Catamarca. Este edificio constituye una joya de la arquitectura moderna dentro de la trama del área central de la ciudad.

También viene a la memoria la iniciativa, que tuvo en su momento, la Asociación de Amigos del Arte de Catamarca (ARCa) para adaptar la Casa Navarro, ubicada al frente de la plaza principal, como sede de un magnífico museo de arte contemporáneo.

En el libro La transformación de la ciudad, el crítico y periodista de arquitectura Kenneth Powel considera que, situar edificios artísticos importantes en barrios degradados, es un sistema probado para atraer inversiones turísticas. Y cita los ejemplos de Bilbao, Barcelona y Groningen –que ciertamente representan otra escala con respecto a nuestra realidad, pero que pueden servir para adaptar el modelo a nuestra ciudad–.

La inversión cultural constituye una ruta de éxito asegurado en la regeneración urbana. El valor del arte se confirmó en los años noventa con el enorme éxito del museo Guggenheim, en Bilbao, que en su primer año de apertura atrajo a 1.350.000 visitantes.

Considerada anteriormente como una ciudad industrial poco atractiva, Bilbao se convirtió en un destino turístico y el museo generó ingresos millonarios para la ciudad. En un año, los vecinos recuperaron el coste de la construcción (pagado por el gobierno de la ciudad, el regional y el provincial) y, puesto que el contenido del museo es un préstamo de la fundación del mismo nombre, los ingresos son ganancias netas para Bilbao.

El renacimiento cultural de Bilbao es espectacular, pero sin embargo palidece al lado del de Barcelona, donde el Museo de Arte Contemporáneo en el que fue el mísero barrio del Raval, es una de las inversiones importantes en arte que han dado brillo a una ciudad cultural y muy cosmopolita.

La ciudad holandesa de Groningen empezó a construir un nuevo museo con un espíritu ante todo desafiante y antielitista, con lo que animó realmente a la gente de a pié a ir allí para distraerse más que para instruirse. El nuevo museo se convirtió no en un monumento, sino en un pedazo del tejido de la ciudad, con elementos sorprendentemente disímiles.

Cultura alternativa

“Cultura” tampoco significa únicamente lo que tradicionalmente se conocía como “bellas artes”. Kenneth Powel sostiene que la cultura alternativa de los clubes y bares nocturnos proporciona un sistema más subversivo pero igualmente efectivo para renovar las ciudades.

Recordemos la calle Arístides, en la ciudad de Mendoza –mencionada en este espacio en otra oportunidad– ejemplo de la fusión de esparcimiento y arte, que permite generar, durante todo el año, ingresos genuinos para los vecinos, de parte de los turistas que la visitan continuamente.

La revolución cultural urbana ha cambiado el modo en que se define la cultura misma. Kenneth Powel, dice: “La cualidad más fundamental del éxito de la ciudad del siglo XXI es su diversidad de formas, actividades y gente. El arte nunca ha encajado en estrechas definiciones de planificación, pero continuará desempeñando un papel clave en dar forma a las ciudades habitables del futuro”

Páginas:1...9101112131415...22
Recibí las últimas noticias en tu e-mail SUSCRIBIRSE