::: MENÚ :::

Categoría / Cultura

  • Jun 13 / 2011
  • 0
  • Cultura, General

Cómo minimizar el riesgo del uso del celular

Los celulares se han constituido en un elemento imprescindible para la vida diaria.

Los celulares se han constituido en un elemento imprescindible para la vida diaria.

En estos días, es común escuchar entre los vecinos de SFVC, en sus charlas de café, comentarios sobre el aviso de la Organización Mundial de la Salud, expidiéndose sobre el tema de los celulares y su posible relación con el cáncer de cerebro.

Me parece oportuno transcribir, en este espacio de opinión, las recomendaciones de un experto en tecnología, Ariel Torres –quien escribe en un diario de tirada nacional–, sobre el uso de estos aparatos, que se han constituido en un elemento imprescindible para la vida diaria.

Los consejos a seguir:

1. No use más el celular sin auriculares, excepto durante uno o dos minutos. No tanto por el peligro que podría encerrar el celular (aunque sí podría encerrar alguno, eso es lo que todavía ignoramos), sino porque el hombre es un animal de costumbre. Cuando nos habituamos al cinturón de seguridad, no podemos manejar sin él, nos sentimos desprotegidos. De la misma suerte, si se acostumbra a usar el celular con audífonos ya no querrá volver a acercarse ese aparato a la cabeza más que por unos minutos.

2. De pronto habló un cuarto de hora seguido y ahora siente pánico. No. Espere. El daño, hasta donde sabemos, se produce cuando hay una agresión sostenida y constante durante años. Sí debería cambiar sus hábitos si tiende a estar todo el día hablando por celular.

3. La intensidad de las radiaciones electromagnéticas como la luz o las ondas de radio es inversamente proporcional al cuadrado de la distancia a la que se encuentra la fuente. Esta es la razón por la que si nuestro planeta estuviera sólo un poco más cerca del Sol sería inhabitable. Así que sí, es importante mantener el celular lejos. Lejos no significa en la cochera. Con ponerlo sobre el escritorio donde trabajamos en lugar de tenerlo en la cintura o el bolsillo ya estaríamos ganando algo. De hecho, la distancia segura podría ser tan pequeña como 15 milímetros.

4. Lo mismo ocurre cuando hablamos. El teléfono debe mantenerse a 15 milímetros o más del cuerpo para hablar; de otro modo, excederá el SAR (Specific Absorption Rate , el ritmo al que el cuerpo absorbe la energía de una radiofrecuencia) máximo indicado por la Comisión Federal de Comunicaciones.

5. A menos que espere llamadas de noche, apáguelo o póngalo en Modo Avión si tiene la costumbre de dejarlo en la mesa de luz; su cabeza quedará bastante cerca del teléfono en ese caso. Esa distancia es mucho mayor del centímetro y medio que se recomienda, ¿pero para qué arriesgarse si no va a usar el móvil?

6. Los auriculares cableados no emiten energía por sí mismos y son la opción más segura.

7. Los Bluetooth son otra historia, tienen una potencia de salida que los pone cerca del nivel de los celulares. Tener el auricular Bluetooth todo el día colocado en la oreja no parece nada inteligente.

8. Use mensajes de texto. Pueden resolver la mayoría de las cuestiones sin acercar el equipo a la cabeza.

9. Finalmente, lo más importante, los chicos tienden a usar los celulares como si fueran juguetes. Está claro que no lo son. Así que no es ninguna mala idea inculcarles las prácticas seguras desde pequeños. Casi con total certeza vivirán en un mundo donde las radiofrecuencias los rodearán mucho más que ahora.

  • May 16 / 2011
  • 0
  • Ciudad, Cultura, General

Pueblos en transición

Una nueva filosofía de vida para dejar un mundo mejor a nuestros hijos.

Una nueva filosofía de vida para dejar un mundo mejor a nuestros hijos.

Los estudiantes del Taller V de la Escuela de Arquitectura de La Rioja, están trabajando en una propuesta urbano-arquitectónica para la localidad de Chepes Viejo, ubicada a ocho kilómetros de la ciudad de Chepes.

Hace muchas décadas atrás, ante la negativa de los vecinos del viejo Chepes de que el ferrocarril pase por sus calles, se decidió ubicar la estación de trenes unos kilómetros más abajo. Esta medida fue fatal para el pueblo, provocando la emigración de su gente, dejando una imagen de desolación, como ocurre en muchos lugares de nuestro país. Así surgió el nuevo Chepes que hoy conocemos, transformándose con los años, en un centro estratégico que intercomunica La Rioja, San Juan, San Luis y Mendoza.

Los jóvenes estudiantes deben intervenir en lo que queda de la plaza del Chepes Viejo y rescatar los valores que se han olvidado y tratar de insertar a este pueblo dentro de una propuesta de ordenamiento territorial que involucra a otras poblaciones de la región.

Es así que, entre todas las alternativas que se debaten en el taller, está un modelo de poblado del que mucho se habla en el mundo desarrollado, a propósito de la crisis que están viviendo sus habitantes, y que son los denominados “pueblos de transición”

Una idea adelantada

Creemos que el petróleo nunca se va a acabar y que el crecimiento económico será para siempre. Pero lo cierto es que el “oro negro” algún día será escaso y que para extraerlo se requerirá de mucho dinero y consumo energético.

Ante esta realidad han surgido una serie de colectivos que trabajan en la idea de barrios, pueblos, comunidades o ciudades “en transición”. Éste es un movimiento internacional de personas que, ante el previsible fin del petróleo y la amenaza del cambio climático, han empezado a organizarse en sus municipios y localidades para hacerles frente y ser autosuficientes. Pero este modelo bien puede aplicarse en aquellos pueblos que buscan su desarrollo ya que, su “idea fuerza”, es conseguir que esta red de personas se comuniquen y compartan experiencias.

Los que defienden estas propuestas, creen que la gente puede ser feliz valiéndose de la vida en comunidad, pensando en el bien común y en sociedad. Para concretar este sistema, es necesario que “funcione” en la persona, por ello es importante el trabajo en materia de educación ambiental.

Sostienen que la humanidad está viviendo tiempos de cambio y… ¿por dónde comienzan los cambios? Pues, por los hábitos de consumo y de producción económica. Los que adhieren a esta filosofía creen que lo que se viene será muy difícil, muy duro, pero que es una gran oportunidad para que los pueblos puedan adaptarse a esta transición.

Con el lema “hay que experimentar” creen que los modelos de desarrollo actuales pueden ser refutados. “Vivir 40 años para pagar la hipoteca de tu casa no tiene sentido…” sostienen los jóvenes que impulsan este movimiento.

El enlace del mundo rural y urbano es el ideal que tienen en mente y que, en casi cien casos conocidos en el mundo que han probado esta experiencia, demuestran que es posible. No se transforman en guetos, sino que buscan la integración con lo que ya existe en el territorio y así propenden a un “efecto contagio” con el resto.

En estos momentos es complicado hablar de propuestas de este tipo, sobre todo en América Latina donde se vive una época de bonanza económica, que anestesia a la clase media con el consumo en cuotas. Pero los coletazos de la crisis europea, algún día llegarán… La clase política debería adelantarse “imaginando” un mundo mejor para los pequeños pueblos que están desapareciendo, promoviendo una actitud emprendedora.

Turismo y cultura, siempre juntos en una ciudad

Un recital en el estadio de fútbol, con público de la región, puede ser una realidad en SFVC.

Un recital en el estadio de fútbol, con público de la región, puede ser una realidad en SFVC.

Los vecinos de SFVC manifiestan su aprobación con la reinauguración del Cine Teatro Catamarca, asistiendo a los eventos artísticos programados. Este edificio constituye una joya de la arquitectura moderna dentro de la trama del área central de la ciudad que, por suerte, cobró vida nuevamente.

También viene a la memoria la iniciativa, que tuvo en su momento, la Asociación de Amigos del Arte de Catamarca (ARCa) para adaptar la Casa Navarro, ubicada al frente de la plaza principal, como sede de un magnífico museo de arte contemporáneo.

Con estos dos ejemplos, queremos hacer notar el interés de los vecinos por la vida cultural de una ciudad y el potencial que trae aparejado al turismo urbano. Entendido éste como el que ofrece lo mejor que puede dar de sí una ciudad: cultura, atracciones, vida nocturna, bien sea para trabajo o placer.

En el libro La transformación de la ciudad, el crítico y periodista de arquitectura Kenneth Powel considera que, situar edificios artísticos importantes en barrios degradados, es un sistema probado para atraer inversiones turísticas. Y cita los ejemplos de Bilbao, Barcelona y Groningen –que ciertamente representan otra escala con respecto a nuestra realidad, pero que pueden servir para adaptar el modelo a nuestra ciudad–.

La inversión cultural constituye una ruta de éxito asegurado en la regeneración urbana. Considerada anteriormente como una ciudad industrial poco atractiva, Bilbao se convirtió en un destino turístico y el museo generó ingresos millonarios para la ciudad. En un año, los vecinos recuperaron el coste de la construcción (pagado por el gobierno de la ciudad, el regional y el provincial) y, puesto que el contenido del museo es un préstamo de la fundación del mismo nombre, los ingresos son ganancias netas para Bilbao.

El renacimiento cultural de Bilbao es espectacular, pero sin embargo palidece al lado del de Barcelona, donde el Museo de Arte Contemporáneo en el que fue el mísero barrio del Raval, es una de las inversiones importantes en arte que han dado brillo a una ciudad cultural y muy cosmopolita.

La ciudad holandesa de Groningen empezó a construir un nuevo museo con un espíritu ante todo desafiante y antielitista, con lo que animó realmente a la gente de a pié a ir allí para distraerse más que para instruirse. El nuevo museo se convirtió no en un monumento, sino en un pedazo del tejido de la ciudad, con elementos sorprendentemente disímiles.

Cultura alternativa

“Cultura” no significa únicamente lo que tradicionalmente se conoce como “bellas artes”. Kenneth Powel sostiene que la cultura alternativa de los clubes y bares nocturnos proporciona un sistema más subversivo pero igualmente efectivo para renovar las ciudades.

Recordemos la calle Arístides, en la ciudad de Mendoza –mencionada en este espacio en otra oportunidad– ejemplo de la fusión de esparcimiento y arte, que permite generar, durante todo el año, ingresos genuinos para los vecinos, de parte de los turistas que la visitan continuamente.

La revolución cultural urbana ha cambiado el modo en que se define la cultura misma. Kenneth Powel, dice: “La cualidad más fundamental del éxito de la ciudad del siglo XXI es su diversidad de formas, actividades y gente. El arte nunca ha encajado en estrechas definiciones de planificación, pero continuará desempeñando un papel clave en dar forma a las ciudades habitables del futuro”

  • Mar 16 / 2011
  • 0
  • Audios, Ciudad, Cultura, General

Arte público en la ciudad

El arquitecto Matías Noguera y la licenciada Isabel Arriagada

El arquitecto Matías Noguera y la licenciada Isabel Arriagada

El arquitecto Matías Noguera y la licenciada Isabel Arriagada, son dos artistas chilenos que están en SFVC construyendo el Monumento a la Comunicación en La Alameda. Te invitamos a escuchar el audio de la entrevista y a visitar sus sitios web.

AUDIO DE LA ENTREVISTA

www.matiasnoguera.blogspot.com
www.isabelarriagada.blogspot.com

Un festival de cine en SFVC

En otras ciudades del mundo, los festivales de cine son todo un acontecimiento urbano.

En otras ciudades del mundo, los festivales de cine son todo un acontecimiento urbano.

Hoy quiero compartir con los lectores de esta columna un hecho cultural que sucedió a fines del mes de noviembre y que ubica a nuestra ciudad en primera fila en materia de cine.

Los días 26 y 27 de noviembre, se realizó el Cuarto Festival de Cortometrajes “El Héroe”, con la participación de realizadores de Catamarca y de otras provincias del NOA.

Con una programación rica en diversidad de géneros y propuestas estéticas, el encuentro se fue cimentando como un festival referente en la región, siendo cada vez más amplia la convocatoria de realizadores y público que siempre colman las expectativas de la organización.

Un total de veintiséis cortometrajes se realizaron exclusivamente para competir en las distintas categorías que conformaron el festival. Así, la selección competitiva duró más de tres horas, lo que significó un arduo trabajo para el Jurado que, con excelencia y docencia, determinaron el resultado de esta edición.

Un cortometraje

Una de las finalidades del cortometraje es conseguir la atención del espectador a través de la historia que se le presenta de manera sorpresiva, absurda, violenta, humorística, inexplicable o nostálgica. El abaratamiento de las nuevas tecnologías digitales, ha supuesto una revolución en el mundo de la realización.

Son pocos los circuitos de exhibición comercial de cortometrajes, por eso los certámenes, como el realizado en nuestra ciudad, proliferan cada año en muchas partes del mundo.

Este género cinematográfico se ha transformado en uno de los formatos que mejor se adapta a Internet, convirtiéndose en una de sus plataformas de difusión. Sus características de corta duración y producción menos compleja, se ajusta mejor que ningún otro, a las necesidades de los espectadores.

Cine y turismo urbano

Felicitamos la iniciativa de los jóvenes realizadores catamarqueños que sueñan con este festival cada año y nos debe movilizar a los vecinos para apoyarlos. La ciudad se hace conocer a través de acontecimientos culturales de esta envergadura, constituyéndose en un suceso de promoción de gran calidad.

Viene a mi mente el recuerdo de cuando SFVC fue sede de un festival de cine nacional, casi simultáneamente con la primera edición de la Fiesta Nacional del Poncho en (por aquel entonces) las nuevas instalaciones del Cine Teatro Catamarca.

Quienes visiten el Museo de la Fiesta del Poncho, en el Predio Ferial Catamarca, podrán ver la foto de las actrices argentinas sentadas en unas simples sillitas de cuero, al lado de un bracero, comiendo unas empanadas en ocasión de dicho festival. Estas figuras, cuando conocieron nuestra cultura y geografía, y vivieron la experiencia de compartir la simpatía de nuestra gente, se convirtieron en difusoras de nuestro potencial turístico.

Por ello, este festival, logrará cada año y con el apoyo del Estado, los empresarios y los vecinos, que se convierta en una fecha importante de la agenda cultural para atraer turistas interesados en este tipo de temática, generando ingresos genuinos a la ciudad.

Páginas:12345678910...22
Recibí las últimas noticias en tu e-mail SUSCRIBIRSE