::: MENÚ :::

Categoría / Turismo

Otro premio para Curitiba

Curitiba: arquitectura, infraestructura y paisaje.

Curitiba: arquitectura, infraestructura y paisaje.

Curitiba ganó el premio 2010 como la ciudad del planeta más sustentable

La ciudad brasileña de Curitiba obtuvo el Globe Sostenible City Award 2010 según se anunció en Estocolmo el último 7 de abril. Este premio fue otorgado a la Ciudad de Curitiba por su excelente nivel de desarrollo urbano sustentable.

La distinción es otorgada por segundo año consecutivo y su intención es alentar a las autoridades locales de las ciudades nominadas para su obtención, para que sigan trabajando a favor de la sustentabilidad urbana y que esto sirva de ejemplo y estímulo a otras ciudades de todo el planeta.

En esta ocasión, la ciudad de Curitiba compitió con las ciudades de Malmo (Suecia), Murcia (España), Songpa (Corea del Sur), Stargard Szczecinski (Polonia) y Sydney (Australia). Entre los considerandos para el otorgamiento del premio, el jurado destacaba que…”la ciudad de Curitiba presenta madurez en su comprensión del significado de un desarrollo urbano sustentable, y un claro equilibrio entre políticas adoptadas y su nivel de implementación. Esta holística aproximación al desarrollo sustentable es enmarcada y gestionada desde una perspectiva de comunidad saludable e integrando la dimensión ambiental con las dimensiones intelectuales, económicas, sociales y culturales”. El jurado estuvo presidido por Jan Sturesson del Global Economic Forum.

Curitiba muestra entre otros logros una proporción de superficies verdes de más de 51m2 por habitante, tiene un excelente sistema de transporte público, recicla el 22% de sus residuos, se considera como la ciudad de Brasil de mejor calidad de vida, menor índice de analfabetismo, que desarrolla políticas activas de preservación de sus recursos naturales, que presenta programas urbanos inteligentes e innovadores con un buen nivel cultural y en donde la población manifiesta confianza en la gestión pública, financiera y patrimonial de la ciudad.

Otra vez, Curitiba

La Ópera de Alambre, en Curitiba. La reconversión de un espacio que fue un basural.

La Ópera de Alambre, en Curitiba. La reconversión de un espacio que fue un basural.

Días pasados, nos enteramos que el licenciado Mario Perna, ministro de Educación de la Provincia, fue invitado a la ciudad de Curitiba, en Brasil, a recibir un premio. El gobernador, ingeniero Eduardo Brizuela del Moral, le manifestó su interés de acompañarlo, para ver in situ el trabajo de los curitibanos, motivado por los comentarios que lee en esta columna de opinión.

Quien escribe en este espacio, manifiesta su satisfacción de que el primer mandatario piense en viajar a esa ciudad, en la que se puede sentir el desafío asumido por los vecinos de provocar una revolución cultural. Curitiba es un modelo de urbanización desarrollada en un continente subdesarrollado y con grandes desigualdades sociales.

En un país en el que (según los analistas económicos y políticos) la clase media aumenta cada año, el ejemplo de Curitiba en Brasil, estimula aun más los cambios que son necesarios llevar adelante en otras ciudades de la región. Funciona así esta urbe como “modelo” o “patrón” a emular.

El arquitecto Jaime Lerner (ex alcalde la ciudad y mentor del cambio) fue muy criticado por las medidas que impulsó en el principio de su gestión y que –según los detractores, que después dejaron de serlo– sólo sirvió para llenar de flores los canteros de las rotondas. Pero lo cierto es que este político introdujo un cambio en la forma de afrontar los problemas de una ciudad. Los canteros sirvieron sólo para distraer a los enemigos del progreso y producir el cambio fundamental en la convicción de todo vecino: “el de mentalidad”

En Curitiba han desarrollado un modelo basado en conceptos básicos para solucionar temas cruciales como: el transporte público; la reconversión de una ciudad minera en una con la mayor cantidad de espacios verdes por habitante; la peatonalización y revalorización del área central para preservar su identidad; el reciclado de la gran cantidad de basura que produce; entre otros.

Sólo por mencionar brevemente dos intervenciones exitosas, hay que señalar primero, el metro que hicieron a nivel de la superficie de las calles y que posibilita que hoy en día el transporte público sea autofinanciado por los usuarios que lo usan en el centro, para beneficio de los que viven en la periferia.

La segunda referencia exitosa, está referida a los parques que han creado en los terrenos ubicados en los límites de la ciudad, que les permitieron, con una baja inversión, contener el avance de la trama urbana como una mancha de aceite injusta y de paso contener las inundaciones que producían los arroyos de la zona.

Buenos Anfitriones

Como recordarán los vecinos de SFVC, hace un par de años entre el espacio “A vos Ciudad” y la municipalidad de esta ciudad, implementamos los talleres de concientización turística “Buenos Anfitriones”; gracias al interés manifestado por nuestro intendente al leer una de estas columnas. Pues, este taller se inspiraba en un trabajo que desarrollaron, desde la oficina de turismo de la ciudad brasileña, con los taxistas y las maestras, concientizando a estos actores claves que los turistas constituyen la base de la actividad económica productiva para los vecinos.

Fuimos como Curitiba

Como ya comenté anteriormente, tuve la posibilidad de visitar –en dos oportunidades y por decisión propia– la ciudad de Curitiba y me sirvió para reflexionar que, cuando se tiene un sueño en común entre toda una comunidad, es posible concretar aquellos ideales que nos llevarán a vivir mejor y felices.

Como catamarqueño por adopción que, como otros tantos en mi misma situación, amamos esta tierra y su gente, me congratulo sinceramente que el gobernador decida visitar Curitiba. Seguramente comprenderá, recorriendo sus calles y sus espacios públicos abiertos, que SFVC tuvo el “modelo Curitiba” a fines del siglo XIX, sin ser Curitiba, todavía por aquel entonces, una ciudad que haya exportado su modelo.

 

Ver otras notas relacionadas en este blog:

Sueño de un día de verano

Dirigentes anfitriones

Bus turístico urbano

Curitiba y nuestro tranvía

Una plaza contemporánea

Las peatonales, que con la plaza remodelada, harán más atractiva el área central de La Rioja.

Las peatonales, que con la plaza remodelada, harán más atractiva el área central de La Rioja.

Cuando visitamos una ciudad, casi siempre preguntamos a los vecinos cómo llegar a la plaza principal. En algunos casos, nos sorprendemos por su importancia dentro de la trama urbana y en otras ocasiones, notamos que sólo queda como un hecho referencial, ya que otras plazas tienen mayor relevancia.

Pero lo cierto es que, la plaza y su entorno inmediato, se constituyen en elementos referenciales de una ciudad o de un sector de ella, que además de ayudar a crearnos un mapa mental para ubicarnos, pueden servir para ser explotados para el turismo urbano, generando importantes ingresos para sus vecinos.

En el norte de nuestro país las plazas nos remiten a la fundación de nuestras ciudades. Nos recuerdan que allí se instaló el rollo de la justicia y que luego de repartidos los solares entre los españoles, se ubicaron a su alrededor los edificios más importantes para la vida política, social y económica.

Quien visite la ciudad de La Rioja, en estos momentos, notará que su plaza principal está cercada, ya que se encuentra en plena obra. Es impactante notar que la plaza –momentáneamente por unos meses– no existe. Pero que una vez terminados los trabajos, quedará inserta en la trama urbana coherentemente.

Sucede que en LR han emprendido un interesante trabajo de peatonalización del área central y la remodelación de su plaza encaja perfectamente en esta línea de acción, al otorgarle al vecino la importancia que se merece. Por supuesto, que esto redunda positivamente en el turismo, ya que el visitante puede caminar por este sector de la ciudad sin sentirse invadido por el automóvil.

Muchas ciudades de nuestra región cuentan con plazas –que a diferencia de la riojana– están ubicadas sobre un plano inclinado, tienen especies arbóreas que la asemejan a un verdadero jardín botánico, poseen a su alrededor un patrimonio arquitectónico interesante y vistas envidiables de las montañas que la rodean.

En estas ciudades, los funcionarios y técnicos encargados de velar por el mantenimiento de estos espacios públicos no asesoran a los políticos sobre la necesidad de adecuar las plazas “a los nuevos tiempos” y suelen quedarse en posturas conservadoras que solo consiguen desjerarquizar el área central mediante “parches”.

Vemos cómo en la plazas de estas ciudades le siguen agregando elementos que las afean y terminan convirtiendo a estos espacios en verdaderos lugares desagradables para permanecer en ellos.

Hoy en día, contamos con elementos para solados, artefactos para luminarias, materiales para asientos, todos absolutamente contemporáneos, que permiten que el diseño de las plazas pase totalmente desapercibido para enfatizar, precisamente, aquellos aspectos físicos que le dan carácter, como son sus planos inclinados y vegetación.

En la ciudad de SFVC existe un buen ejemplo de intervención en espacios públicos abiertos como es el “Parque de los Niños”. Lugar éste, visitado por los vecinos y turistas que llegan para ver su medio natural y cultural, únicos en la región.

El arquitecto Mies van der Rohe, decía que “la arquitectura debía adecuarse a los nuevos tiempos”. Y en La Rioja vemos cómo, para conseguir el fin de remodelar su plaza –usando recursos contemporáneos para su materialización constructiva y dentro de un sistema de peatonalización de sus calles céntricas– lograrán que el patrimonio arquitectónico y el paisaje natural adquieran mayor preponderancia, para que los vecinos puedan usarlos para generar una actividad productiva como es el turismo urbano.

En Aprender de La Rioja podés ampliar información sobre las peatonales de esta ciudad y escuchar el audio de la entrevista que le hicimos a un estudiante de arquitectura, quien las describe.

  • Mar 08 / 2010
  • 1
  • Ciudad, General, Turismo

Sueño de un día de verano

El parque Barigüi, escogido por los curitibanos para sus caminatas diarias.

El parque Barigüi, escogido por los curitibanos para sus caminatas diarias.

En este verano tuve la oportunidad de regresar a la ciudad brasileña de Curitiba. Ya había estado allí hace tres años y sirve para repensar con los amigos de esta columna los temas de la ciudad.

Apenas llegué a la capital del estado de Paraná me subí a un ómnibus de la Línea Turismo que, con un trayecto especial, circula por los principales puntos turísticos de su trama urbana. Así es posible visitar los parques, plazas y atracciones de la ciudad. Considerado unos de los mejores del país, la Línea Turismo circula cada treinta minutos, haciendo un recorrido de 46 kilómetros en aproximadamente dos horas y media. Para mi alegría, noté que ahora los coches tienen una planta alta descapotada, que permite al pasajero tomar fotografías, como sucede en las mejores ciudades del mundo.

Ya comentamos, por este medio, el desafío asumido por los vecinos curitibanos al hacer una revolución cultural en el modo de sentir su ciudad. Curitiba es un modelo de urbanización desarrollada en un continente subdesarrollado y con grandes desigualdades sociales.

En un país en el que (según los analistas económicos y políticos) la clase media aumenta cada año, el ejemplo de Curitiba estimula aun más los cambios que son necesarios llevar adelante en otras ciudades de Brasil. Funciona así esta urbe como “modelo” o “patrón” a emular.

El arquitecto Jaime Lerner (ex alcalde la ciudad y mentor del cambio) fue muy criticado por las medidas que impulsó en el principio de su gestión y que –según los detractores, que después dejaron de serlo– sólo sirvió para llenar de flores los canteros de las rotondas. Pero lo cierto es que este político introdujo un cambio en la forma de afrontar los problemas de una ciudad. Los canteros sirvieron sólo para distraer a los enemigos del progreso y producir el cambio fundamental en todo vecino: “el de mentalidad”

Muchas veces nos cuestionamos por qué no mejoran nuestras ciudades y nos formulamos dos hipótesis. La primera, es culpar a los políticos que al llegar a la gestión no hacen lo posible para cambiar viejas prácticas. La segunda, es asumir que los vecinos de una ciudad tenemos los políticos que nos merecemos.

Ahora, si nos quedamos con la segunda alternativa ¿por qué cuando llega un político inteligente y visionario a la gestión, no hace lo posible para que la gente de esa ciudad cambie su mentalidad conservadora?

Lerner les hizo notar a sus vecinos que podían producir una “revolución cultural”. Les hizo ver que era posible cambiar la mentalidad; tener mejores gestores; transformar a la ciudad en una verdadera receptora turística y contar con mejores políticos que administren la ciudad.

Si Curitiba, que cuenta en la actualidad con casi 2.000.000 millones de habitantes, pudo transformarse, ¿cómo no puede ser posible seguir el “modelo o patrón” en ciudades que tienen menos del diez por ciento de su población?

Nuestras ciudades deberían contar con educación, salud, seguridad, deporte y ser excelentes anfitrionas turísticas para generar ingresos genuinos, sin depender de la voluntad feudal de los gobiernos de turno.

Debemos confesar que disentimos con muchos políticos y funcionarios de nuestras ciudades que consideran que hablar de Curitiba es mirar ejemplos que nos son ajenos, cuando en realidad es todo lo contrario. Debería servir para que la dirigencia no tema motivar en los vecinos una “revolución cultural en sus ciudades”

Una foto para SFVC

Fotografía que obtuvo el primer premio y que se expone en el Centro de Cultura y Turismo

Fotografía que obtuvo el primer premio y que se expone en el Centro de Cultura y Turismo

En el programa del sábado pasado de “a vos, ciudad” que se emite por radio Unión, lo dedicamos en su totalidad a reflexionar sobre la importancia de un acontecimiento que se repitió este año: el Segundo Concurso de Fotografía «SFVC en imágenes»

Durante dos horas se debatió lo que significa para una ciudad el registro de imágenes y cómo los vecinos pueden sensibilizarse por la fotografía. Como dice la prestigiosa fotógrafa Elda Harrington: “El fotógrafo tiene el compromiso de mostrar con una mirada distinta aquella que la gente pasa y no ve”

“SFVC en imágenes” –en su segundo año consecutivo– fue lanzado por la Municipalidad de SFVC. El concurso de fotografía es organizado por el Instituto Municipal de Turismo con el apoyo de empresas del sector. La idea es que los fotógrafos pongan el eje en el patrimonio turístico de la ciudad haciendo miradas diferentes que les permitan y nos permitan descubrir la ciudad en la que vivimos.

El jurado encargado, en esta oportunidad, estuvo integrado por la prestigiosa fotógrafa y galerista cordobesa Susana Pérez, la artista plástica catamarqueña Mirian Constán y quien escribe esta columna de opinión. La presidente del jurado, manifestó su satisfacción por el parejo nivel y la creatividad de las obras presentadas por los concursantes. Cabe recordar que la periodista Graciela Pernasetti es la mentora de este concurso.

Los premiados

El primer premio, fue para Andrés Fernando Noriega por «Reloj que abrevia el lapso de la vida al compás de tu aligerado paso»; el segundo premio para Mario Quiroga por «Luz interior» y el tercer premio para Rita Barrera Marsilli por «Morena que me alumbra».

Asimismo, se entregó la Mención de Honor «Laureano Brizuela» a Ariel Pacheco por «Retrato de un pasado burgués»; la Mención Especial UNCa a Mario Quiroga por «Reflejando sueños» y menciones Especiales del Jurado a la producción de obra, sin orden a Carolina Cabrera, Dimas Delgado y María E. Pierella.

Durante la emisión de nuestro programa de radio, al que hacemos referencia, entrevistamos a Andrés Fernando Noriega por su obra «Reloj que abrevia el lapso de la vida al compás de tu aligerado paso», ya que nos relató las nueve visitas al lugar hasta encontrar el momento del día y el ángulo ideal para hacer la toma. La foto de Noriega muestra el reloj ubicado en la peatonal Rivadavia, al frente del Concejo deliberante de SFVC, con el fondo del edificio de Sanidad Municipal y la gente en movimiento por dicha calle.

También escuchamos el relato del ganador del segundo premio, Mario Quiroga por «Luz interior», quien nos dijo cómo la luz, que se filtra por las ventanas en la cripta del Seminario de Caravati, juega un rol importante en la composición de su foto. Le informamos al lector que Mario Quiroga es un excelente profesional que acaba de obtener el Premio Clarín al Fotoperiodismo.

Con los trabajos seleccionados por el jurado se realiza el Segundo Salón de Arte Fotográfico en el Centro de Cultura y Turismo ubicado en calle República 524, al frente de la plaza 25 de mayo, en la ciudad de SFVC.

Las fotografías premiadas y seleccionadas están expuestas en el Centro de Cultura y Turismo hasta el mes de febrero para que puedan ser disfrutadas por vecinos y turistas. La sala permanece abierta también días de semana y feriados.

Saludos

El año termina. Estamos a pocos de días de comenzar el 2010, que seguramente estará cargado de todo tipo de eventos que harán referencia al “Año del Bicentenario”. Al lector de esta columna, que nos acompaña cada martes, le envío un abrazo en esta navidad y espero que tenga un 2010 lleno de proyectos.

Páginas:1...78910111213...18
Recibí las últimas noticias en tu e-mail SUSCRIBIRSE